Pointer

Restaurante inspirado en la ciudad de Nueva York.

Su diseño se desarrolla a través de una estética neoindustrial definida por paredes de ladrillo visto, chapas metalizadas, techos industriales con instalaciones vistas y maderas envejecidas, cuyo objetivo es trasladar al usuario a los locales más de moda de Williamsburg.




Dirección creativa: María Villalón Studio
Responsable: María Villalón 
Superficie: 565 m2
Cliente: Grupo Rantanplan


>
<
>